Artrosis
Si tienes más de 60 años y te duelen las articulaciones al moverte podrías tener artrosis. Siguiendo unos cuantos consejos puedes retrasar su aparición y aliviar el dolor.

¿Qué es?

La artrosis es una enfermedad degenerativa del cartílago articular que se manifiesta por dolor que se agrava con el movimiento, y que puede acompañarse de rigidez y deformidad articular.

Según la Sociedad Española de Reumatología es la enfermedad articular más frecuente en España (afecta al 52% de las mujeres y al 29% de los hombres, y más a partir de los 60 años).

Es una enfermedad crónica por lo que debes aprender a convivir con ella. Recuerda que una actitud positiva puede ser muchas veces la mejor medicina y  si te cuidas tu vida será casi normal.

Consejos para retrasar su aparición, aliviar el dolor y reducir su repercusión:

  • Sigue una dieta equilibrada y evita el sobrepeso, ya que es una de las causas de la enfermedad y hace que progrese más rápidamente.
  • Elige superficies rígidas que no se hundan a la hora de sentarte y tumbarte, y si eliges una silla, procura no forzar caderas y rodillas y mantener los pies apoyados en el suelo.
  • Haz ejercicio, al menos tres veces por semana.
  • No sobrecargues las articulaciones cargando o levantando pesos.
  • Evita estar mucho tiempo de pie o sin cambiar de postura.
  • Utiliza siempre un calzado adecuado.
  • Para reducir el dolor aplica calor con una manta eléctrica o bolsa de agua y para controlar los brotes inflamatorios aplica frío con hielo triturado debidamente protegido para que no se pegue a la piel.
  • No te automediques. Es el especialista quien te tiene que recetar analgésicos y antiinflamatorios. Y, por supuesto, quien debe explorar otras vías de tratamiento (fisioterapia, infiltraciones, cirugía).

¿Qué ejercicios son beneficiosos?

Consulta a tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

  • Ejercicios que alivian la rigidez:  Ejercicios de amplitud de movimiento del hombro trazando un círculo con el brazo, sin forzar
  • Ejercicios que mantienen la flexibilidad y la fuerza muscular: los ejercicios de flexibilidad, la natación, los paseos, el aerobic, el ciclismo, e incluso algunos ejercicios de resistencia utilizando cintas elásticas o pesos bastante ligeros.
Compártelo en