El calor y las piernas hinchadas
La hidratación para combatir las molestias de la insuficiencia vascular.

Si tienes problemas de retorno venoso y se te hinchan las piernas, con el calor se hincharán más e incluso te saldrán eczemas en la zona de los tobillos o las pantorrillas. Pero solo si no tomas las medidas necesarias… 

  • Utiliza medias o calcetines de compresión. Con el calor resultan muy incómodos, pero aun así debes usarlos siempre que puedas, sobre todo durante los viajes largos.
  • Haz ejercicio moderado de manera habitual. Lo más fácil es andar, al menos una hora diaria a buen ritmo. Nadar y montar en bicicleta también es muy beneficioso.
  • Pon las piernas en alto siempre que puedas. Acostúmbrate a dormir con las piernas un poco elevadas (pon unas cuñas bajo las patas de la cama o mete un cojín entre el colchón y el somier, por ejemplo).
  • Masajéate las piernas. En la ducha, alternando chorros de agua fría y caliente. O camina por la orilla de la playa, donde rompen las olas.
  • Sumerge los pies en una palangana con agua y sal, y masajea tus piernas con cremas refrescantes. Seguro que te proporciona un gran alivio.
  • Mantén la piel de las piernas bien hidratada para evitar los eczemas.
Compártelo en