EPOC
Si tienes problemas para respirar, toses y expectoras habitualmente, puede que sufras la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, una patología seria que en la mayoría de los casos no llega a ser diagnosticada.

EPOC es un acrónimo de enfermedad que gana popularidad cada día que pasa, aunque muchos de quienes la padecen no lo nombran y se limitan a decir que no respiran bien, que tosen y expectoran… porque no han sido diagnosticados.

En efecto, se calcula que el 80% de los pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) están sin diagnosticar y de los diagnosticados, el 60% no están bien tratados. Algo muy relevante, tratándose como se trata de una dolencia que puede progresar si no recibe tratamiento y comprometer la vida del enfermo. Porque no supone sólo una disminución de la función pulmonar causada por la inflamación y el deterioro a nivel bronquial: afecta a todo el organismo y genera, entre otras complicaciones, una pérdida global de la masa muscular que deteriora en gran medida las extremidades inferiores.

Ocurre que ése, como otros síntomas que le son propios, puede confundirse con los del envejecimiento natural, porque muchos de los enfermos son mayores. Y algunos pacientes pueden creer que la tos y la expectoración son resultado del consumo de tabaco, porque muchos de los enfermos son fumadores. No obstante lo cual, existen ya herramientas y conocimiento suficientes para lograr un diagnóstico correcto.

Una vez diagnosticada, la EPOC tiene tratamientos que reducen los síntomas, disminuyen el número de exacerbaciones y, en cierto modo, frenan el declive del estado de salud.

Compártelo en