Reducen el estrés
El simple hecho de acariciar o jugar con tu mascota al llegar a casa es altamente relajante y ayuda a reducir el estrés acumulado durante el día
Muchos son los beneficios de estas sencillas actividades en las personas que tienen mascota, tanto en su salud física, reduciendo la presión arterial y la frecuencia cardiaca, como en su salud emocional. Algo que podemos ver reflejado claramente en las propuestas de llevar nuestras mascotas más allá del hogar, como a hospitales y residencias de ancianos donde su presencia mejora el estado de ánimo e incluso ayuda a mejorar la evolución de algunas enfermedades.
Compártelo en